Para diseñar la sonrisa tomamos en consideración los principios estéticos del estado del arte junto con los objetivos personales de cada paciente.

Se analizan los detalles que el paciente quiere cambiar respecto al color, forma, largo de los dientes, línea de la sonrisa, la cantidad de encía que muestra al sonreir y el tipo de mordida.

Con el nuevo diseño de su sonrisa, logramos que usted adquiera una mejor carta de presentación al sonreir y que lo haga sentirse seguro, cómodo y saludable.

Esto puede involucrar modificaciones parciales o totales de su condición oral actual, para lo cual nuestros profesionales elaborarán un plan de tratamiento específico para sus necesidades.