Son estructuras diseñadas para reponer una o más piezas perdidas. La pieza ausente es remplazada por medio de una corona artificial retenida por medio de coronas cementadas a las piezas adyacentes.

El puente es una estructura fijada con cemento a las piezas pilares adyacentes por lo cual no puede ser removido por el paciente. Para poder realizar un puente las piezas pilares deben tener buen soporte óseo, no presentar problemas periodontales y tener raíces largas. El puente logra estabilizar la mordida, mejora factores estéticos de  forma, tamaño y color, dando una excelente apariencia a su sonrisa.

Las piezas que sostienen el puente deben ser desgastadas y reducidas en tamaño para poder alojar las coronas.